COMPARTE TU EXPERIENCIA

islandia por adriana abella 

A Islandia se le conoce como “la tierra del fuego y el hielo”. Esto es porque tiene glaciares y volcanes alrededor de toda la isla, así que pusimos rumbo a nuestro gran viaje para descubrir todo lo que esta isla tenía por enseñarnos…

Aunque el viaje fue express, mereció la pena, exprimimos toda nuestra energía para ver el máximo de paisajes diferentes y disfrutar al mismo tiempo de la oportunidad de estar allí, rodeados de naturaleza pura y de buenas risas.Fueron cuatro días intensos, pero a la vez mágicos, y es que Islandia nunca deja de sorprenderte.

La ruta que hicimos fue la siguiente:

Circulo dorado 1: Pingvellir : es un valle y parque nacional situado en el suroeste de Islandia, cercano a la península de Reykjanes y a la zona volcánica de Hengill. Se encuentra a unos 44 km de Reikiavik, en la región de Suðurland. El valle es uno de los lugares históricos más importantes de Islandia. En el año 930, el Alþingi, una de las instituciones parlamentarias más antiguas del mundo, fue fundada aquí.

El Alþingi se reunía anualmente, cuando el lögsögumaður («hablante de leyes») recitaba la ley a todos los congregados y resolvía las disputas. Los criminales también eran castigados en estas asambleas. En la actualidad los visitantes pueden visitar el Drekkingarhylur («piscina de ahogamientos») en el cauce del río Öxará, que atraviesa el parque.

Entre el año 999 y 1000, el lögsögumaður Þorgeir Ljósvetningagoði proclamó el cristianismo como religión oficial de Islandia. Se dice que, después de la conversión y tras regresar del Alþingi, Þorgeir arrojó todas las estatuas de dioses nórdicos a la cascada que desde entonces recibe el nombre de Goðafoss («Cascada de los dioses»). El Þingvellir fue declarado parque nacional en 1928 debido a su importancia histórica, así como por su especiales características tectónicas y volcánicas.

Circulo dorado 1.1: Geyser: Strokkur (palabra islandesa que significa “batir”) es un géiser en la región geotérmica cercana al río Hvitá y de la ciudad de Reikiavik, es considerado uno de los géiseres más famosos de Islandia. El géiser erupciona en promedio cada 4 a 8 minutos, con una altura promedio de 15 a 20 metros, llegando a veces a los 40 metros.

Circulo dorado 2: Gullfoss : es una catarata situada en el cañón del río Hvitá que fluye hacia el sur, en el sureste de Islandia. Gullfoss es una de las atracciones más populares del país.

Circulo dorado 2.2: Kerid: es un lago de cráter volcánico ubicado en el área de Grímsnes, en el sur de Islandia. Es uno de los múltiples lagos de cráter en el área, que se conoce como la Zona Volcánica Oeste de Islandia, que incluye la península Reykjanes y el glaciar Langjökull, pero es el que tiene la caldera más intacta y visualmente identificable.

Costa azul 1: Seljalandsfoss es una cascada de Islandia. Es posible subir la cuesta de la cascada y contemplar el panorama desde el punto en que el agua se lanza al vacío. Seljalandsfoss se encuentra en la zona sur de la isla.

Costa azul 2: Skógafoss: La Skógafoss es una de las cascadas más grande del país con una anchura de 25 metros y una caída de 60 metros. Debido a la cantidad de espuma que produce constantemente la cascada, un arco iris simple o doble es normalmente visible en los días soleados.

Costa azul 3: Playas de arena negra: Sólo por contemplar las playas de arena negra y los Reynisdrangur de Vík merece la pena viajar a Islandia.

La localidad de Vík es muy tranquila. Como curiosidad, os contaré que es la población que queda más al sur de Islandia, y a la vez la más lluviosa del país, por lo que os recomiendo tomar medidas en forma de chubasquero o paraguas. Otra singularidad de Vík, es que pese a ser una ciudad costera no tiene puerto.

Pero el principal motivo para visitar Vík, son sus increíbles playas de arena volcánica negra y los Reynisdrangur “trolls” gigantes de roca, que se han convertido en una de las imágenes más célebres de Islandia.

2.Reynishverfisvegur, iceland: La pared de columnas de basalto es un monumento natural que nosotros no pudimos evitar escalarlo ( si lo hacéis tener cuidado) disfrutamos como niños!Detrás de la pared de columnas de basalto se encuentra una cueva, y una pared de piedra con unos cortes en laminas muy bonitos, aquí la naturaleza nunca dejó de sorprendernos!La pequeñas piedras que conforman la playa son mucho más llamativas cuando están mojadas por las olas, tenían un brillo especial, que hacen que esta playa sea uno de los sitios de los que más nos costó irnos.

Ruta heveragerdi: Hveragerði ha sido durante mucho tiempo uno de los destinos turísticos más populares de Islandia. La razón es el calor geotérmico: la ciudad se construye sobre un campo de aguas termales. Pocas comunidades en el mundo pueden afirmar tener un sitio termal activo en el centro de la ciudad: burbujas, siseos, aguas termales que en verano son los catalizadores de los océanos de las flores.

Glaciar en Islandia: Un glaciar es un bloque de hielo grande y persistente. Los glaciares solo se forman en la tierra cuando la nieve permanece el tiempo suficiente en un lugar hasta congelarse. Con el paso de los años, incluso de los siglos, la nieve se comprime formando gruesas masas de hielo.

Lo que es único sobre los glaciares es su capacidad de desplazamiento. Se arrastran hacia delante debido a su masa pura, como ríos muy lentos. Aunque los glaciares son persistente, se deforman lentamente según fluyen y crean grietas, resquebrajamientos y en ocasiones preciosas cuevas glaciares.

16650593_10155089117854445_1829014785_o-min 16523778_10155089117809445_153454179_o-min 16586465_10155089117794445_1310557027_o-1-min


EXPERIENCIA CON TIBURÓN BALLENA EN riviera maya MÉXICO, POR ALBA NUÑEZ

Como todo en esta vida, hasta que no lo vives o no te aconsejan, aprendes con la experiencia. Así nos paso a Samuel -mi marido- y a mí, en nuestra visita a la Riviera Maya.

Nosotros somos amantes de la naturaleza y los animales, por ello teníamos muy claro que en México, a pesar de que te lo venden muy bien, no íbamos a ir a nadar con delfines ni con ningún animal en cautiverio. Sin embargo, vimos la oportunidad de ir a nadar con tiburones ballenas, animales inofensivos pero que pueden llegar a medir hasta 13 metros (bueno, lo máximo constatado) y que puede llegar a pesar 22 toneladas, nada más ni nada menos. Era una excursión a mar abierto donde nadaríamos con ellas simplemente con aletas y gafas con tubo, pensando que estarían restringidas las embarcaciones o que habría un aforamiento por día para ir a verlas.

Lo que te venden: safari en el mar, protector solar biodegradable (sino tienes lo puedes comprar donde cogeremos el barco para ir a mar abierto, toma ya!) no tocar al animal, nadar a metro y medio de él,…

Por desgracia, la realidad es otra muy distinta, sí, íbamos con el guía y de dos en dos a la hora de meterte en el agua, pero lo que no nos esperábamos era que a medida que íbamos llegando al lugar donde comen los animales, parecía que había una isla en el horizonte, y para nuestra sorpresa, eran más de 40 embarcaciones.

Cuando subimos al barco por la mañana, según el capitán y el guía “habíamos tenido suerte” claro está, pero para los pobres animales no!. Ese día había muchos de ellos y eso era importante, teniendo en cuenta que muchas veces salen y ven muy pocos e incluso ninguno.

Al llegar allí y para nuestra sorpresa, lo de no tocar al animal, no nadar cerca de él, no interponeros en su camino,…nada de eso se estaba cumpliendo. Parecía atrapa a la ballena, todo el mundo, más de 5 y 6 personas alrededor de cada una de ellas. No bastaba con eso, que también la gente llegaba a ponerse hasta encima, los agarraban,… para nosotros lo que más lastima nos dio fue, sin ninguna duda, ver como animales de esa envergadura huían de la gente, porque sí, de mi embarcación, sólo bajábamos de dos en dos, pero lo que ni se nos pasó por la cabeza es que iban a ver medio centenar de barcas en la zona.

barcos

No entendimos muy bien lo del protector solar biodegradable, teniendo en cuenta todo el aceite y carburante que las embarcaciones estaban echando al agua. Si nosotros notábamos el olor desagradable del diesel y aceite, imaginaros los animales, los cuales, su mecanismo de alimentación es filtrar el agua y así absorber principalmente el fitoplancton, necton, macro algas, etc. Sino que también absorben todos esos líquidos, que perjudican gravemente a la biosfera y a los animales que habitan en ella.

Fue una experiencia agridulce, ver un animal de esas dimensiones, entre mantas rayas de más de 1,5 de ancho, es inexplicable, pero el haber vivido esa inhumanidad por parte de la gente y la masificación, hace que no tenga ningún sentido esa vivencia y opaca la emoción.

ballena-min

Qué hemos aprendido, que no vamos a coger nunca más, ningún tipo de actividad de estas características, que sea en nuestras mismas excursiones, aventuras, etc, donde podamos maravillarnos con los animales que nos rodeen, pero no coger ninguna excursión, donde te prometan ver animales, aunque estén en libertad, ya que está muy masificado lo cual hace que finalmente, sea algo muy perjudicial para ellos.

Por todo esto, tanto si sois personas que os guste la naturaleza, que améis a los animales o no, os animamos a no dejaros impresionar con lo que os vendan y espero que desechéis la idea de realizar este tipo de turismo.


“EL CASTILLO” TULUM, MÉXICO, POR ALBA NUÑEZ

Zona Arqueologica de Tulum:

“El Castillo” para los navegantes mayas, era porque les permitía sortear los peligros del segundo arrecife de coral más largo del mundo. Los navegantes mayas para llegar a Tulum, se dirigían por mar abierto paralelamente al arrecife de coral, cuando visualizaban “El Castillo”, el cual cumplía la función de faro, les indicaba el momento para tomar el canal que dividía el arrecife, esto se lograba mediante la ayuda de dos ventanales de la fachada de este edificio, los cuales eran iluminados por luz natural o antorchas por la noche.

DSC_0624-min


CASTILLO DE DUNNOTTAR, ESCOCIA, POR RAQUEL MARTÍNEZ

A tan solo 2 horas de Edimburgo en coche, se encuentra el Castillo de Dunnottar, en el que merece mucho la pena pasar un día visitándolo por dentro y caminando por los alrededores y acantilados. Puedes aparcar en parking que tienen allí o ir hasta Stonehaven e ir caminando por la costa, pasando por el memorial de la guerra y después al castillo. La entrada son £7, y aunque creas que las mejores vistas están desde fuera, yo recomiendo entrar, porque aunque parece todo ruinas, hay mucho que visitar, como la trampilla por la que entró William Wallace para derrotar a los Ingleses, el lugar donde el Mariscal guardaba a su león que tenía por mascota, la historia de cómo salvaron los honores de Escocia de ser capturados por los Ingleses o zonas más comunes como lo que era la antigua cocina, donde se dice que hay gente que ve un fantasma de una mujer con vestido de la época. Recomiendo cruzar el pequeño puente que hay a la izquierda e ir por los acantilados, para sacar mejores fotos del Castillo con los acantilados, que es desde sacamos nosotros esta foto. Ir caminando también hacia el otro lado para visitar el war (guerra) memorial, que si os hace buen tiempo es un paseo muy bonito, y si no os gusta el tiempo, esperar 5 minutos! Como dicen los Escoceses.

raquel y luis-min


HOWTH, DUBLÍN, POR BLANCA DOMINGO

Una opción, si vas a estar muchos días en Dublin, es visitar un pueblecito pesquero que se encuentra a 30 minutos desde la ciudad llamado Howth.

Existen diferentes opciones para llegar allí, puedes coger el Dart en cualquiera de las estaciones de tren y bajar en la última parada (Howth centro) o el autobús 31 ó 31A desde la estación de autobuses Busarás. El precio del billete más o menos es el mismo, yo prefiero viajar en tren, así que me decanté por ir paseando hasta Connolly Station y coger allí mismo el billete de ida y vuelta (6 euros aproximadamente).

20160407_173351-min

Una vez allí solo salir de la estación, caminando por el puerto, me topé con una pequeña oficina de turismo y conseguí un mapa con las rutas y lugares de interés. Las rutas están marcadas por colores y encontrareis señales donde indican por colores las distintas rutas.

20160407_124407_HDR-min (1)

Tomé algunas fotos del puerto y de la playa. Irlanda es un país donde siempre llueve, puede ser, pero las fotos con esos cielos encapotados quedan espectaculares. Por lo que he leído en diferentes blogs puedes encontrar focas nadando en el mar, yo no tuve esa oportunidad.

Continué mi camino hacia Baily Lighthouse (el faro) situado en la zona sur, escogí el sendero que continúa cerca de la playa, el paisaje verde que caracteriza Irlanda y las primera flores de la primavera nos acompañaron durante todo el camino.

20160407_140833_HDR-min

Como empezó a llover y nos pilló un poco por sorpresa nos resguardamos en un pub tomando un té, volvimos hacia el puerto por las callejuelas y disfrutando de la tranquilidad que se respira en Howth.

Después de comer nos dirigimos a visitar el castillo, tampoco es nada del otro mundo pero el sendero que te lleva hasta él merece la pena. Allí se encuentra el museo de transporte, como visité la península en temporada baja, estaba cerrado pero seguramente merece la pena.

20160407_171510_HDR-min (1)

En fin, una excursión que recomiendo si tienes un poquito de tiempo y quieres visitar algo más que la ciudad de Dublín. Otras opciones son visitar Bray y Skerries pero se encuentran un poco más apartadas y yo no tuve la oportunidad de ir pero te invito a que lo hagas.


LAS MEDULAS, LEÓN (ESPAÑA) POR ALEXANDRA CASTRO 

Situadas en la comarca del Bierzo en la provincia de León. Considerada la mayor mina a cielo abierto de la época romana, declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, es un paisaje rodeado de castaños centenarios, lagunas, lagos, picos y galerías. Es una de las mayores obras de ingeniería.

Tal y como os muestra el mapa , hay varias rutas para hacer a pie. Una de ellas puede ser guiada, lo cual recomiendo ya que el precio es de tan solo 3 € y os lo explican muy bien. La ruta es La senda corta. Transcurre por un camino de barro y por la zona interior de las médulas. Lo cual te adentra en la vegetación de la zona con brezos, carrasca, robles y sobretodo castaños cultivados por la gente de la zona ya que viven, en parte, de ello.

12755122_10207870253907101_596710206_o-min

Nosotras la visita la hicimos en el mes de febrero lo cual permite ver la profundidad de las médulas. Y creo que es mucho más bonito. Si realizas la visita en verano, estará todo más verde y las copas de los castaños cubren todo el fondo, por lo cual desde el Mirador de Orellán no podrás ver realmente la profundidad, pero seguro que  también es espectacular.

Llegamos a las 11:30 de la mañana y con bastante frío pero el sol quería hacer presencia. Nos acercamos a la oficina de información y abría a las 12:00, por lo que primero dimos un pequeño paseo por el pueblo y nos acercamos al Lago Somido que estaba a un kilómetro. Según nos comentó después el guía, este lago era una de las zonas últimas de lavado para extraer las pepitas y el polvo de oro.

12787060_10207870258907226_611639960_o-min

A las 12:00 nos acercamos a la oficina de información y nos indicaron que la visita guiada por la senda corta era a la 13:00 h. y que podíamos hacer antes la Ruta de las pedrices por lo que allá nos fuimos. He de confesaros que … menudo sprint. Si vuelvo, me tomaré más tiempo ya que las vistas son impresionantes.

12776828_10207870259947252_280799249_o-min

12787287_10207870262267310_2024402014_o-min

A  las 13:00 estábamos de vuelta, salimos a las 13:10 y la ruta ha sido llevadera ya que es de dificultad baja, volvimos al punto de partida a las 14:15 . En la visita pudimos ver en las médulas, pequeños orificios que eran restos de las antiguas galerías. Dichas galerías las realizaban para poder derrumbar las montañas por el método “ruina montium” y así extraer de la parte baja de la montaña, las pepitas de oro. Esta técnica consistía en realizar excavaciones verticales y horizontales en el interior de la montaña, introducir un poco de agua que traían por canales de más de 100 km. y la almacenaban en grandes depósitos. Los canales los excavaban sobre piedra y hoy en día aún se pueden ver algunos. Una vez el terreno estuviera blando, dejaban entrar gran cantidad de agua para así derribar la montaña por completo.

12765765_10207870264587368_704972696_o-min 12768061_10207870277107681_1699536925_o-min 12787343_10207870277827699_1054996056_o-min

Una vez, terminada la ruta, nos dirigimos en coche al mirador de Orellana (Foto 8,9). Se accede por una carretera que está a mano izquierda antes de llegar al pueblo de las médulas, con un pequeño tramo a pie al final. O también puedes hacer la ruta toda a pie por la senda perimetral que sale de las médulas, pasa por las Pedrices y llega la mirador, la ruta en total es de 7´5 km. Desde el mirador se puede acceder a una de las galerías previo pago de 3 €. Nosotros no la visitamos porque no nos coincidía el horario de apertura. Tienen horario de mañana y de tarde.

12768100_10207870276147657_2099038373_o-min

12776895_10207870273307586_196601548_o-min

Es una ruta que recomiendo al cien por cien y sobretodo con tiempo ya que creo que vale la pena hacer el mayor número de rutas posibles porque cada una de ellas tiene su encanto.


TAILANDIA, POR MARÍA TISCAR 

Fuimos tres amigas cumpliendo el sueño de viajar por Asia. Este mes tan sólo por 21 días.  Mi sueño se hizo realidad, los paisajes más bonitos que he visto en mi vida. Conoce gente de todos los lugares del mundo, gente que sin tener nada te lo da todo a cambio de nada. Eso te deja una huella en el alma. Sin duda lo recomiendo, pero no que vayan a resorts sino que se mezclen con la gente de ahí. Sin duda ya estoy preparando mi próximo viaje para dos meses. Tailandia, Camboya, Laos y Vietnam. Sin duda es un recuerdo que llevaré siempre en mi corazón, la primera vez que visité Asia.

maria


PANAMÁ Y COSTA RICA, POR ERNEST ROCA

Jueves 10 de Diciembre, dia de seguimientos y escuela de alimentación correcta y víspera del esperado evento de final de año en Benidorm. Ayer me llegó la mochila que compré en Amazon para el viaje con las características ideales para un trayecto de este estilo. Mi experiencia en Colombia, en el verano de 2014, gracias a la mochila que me prestó Alejandro Fradejas, aprendí que cuanto menos equipaje, mejor, y que no hace falta que sea una mochila de montañero para una aventura de este calibre. Es mejor lavar cada 4 días, que cada semana.

5 polos, 2 camisetas de tirantes, 2 bañadores, 2 pantalones cortos, 5 calcetines y 5 calzoncillos Unno (¿Qué por qué Unno? Si uso de algodón del Zara, porque son fáciles de lavar y rápidos de secar). También añadí una toalla de licra (ocupan la mitad), unas chancas que tengo indestructibles que me regalaron para mi cumple Teresa y Jesus, unas deportivas, un chubasquero y material de aseo (cepillo y pasta de dientes, champú, gel de aloe y hidratante, crema solar, repelente, desodorante,…). Coctelera para prepararme mi batido, F1 de cookies & cream, barritas y té de melocotón, además de un pequeño diario para anotar el día y el iphone 4 libre de Lidia para utilizarlo y el garmin (añadido a última hora, por culpa de Felix y la inscripción del sábado 23 de Enero a la 10k de Benicassim). Y por otra parte, ropa y mis Muroexe para el mega evento del fin de semana con los 2.500 miembros de Herbalife más activos en España.

Domingo 13 de Diciembre por la tarde, se termina el evento (podría escribir otro post como este con lo que ha supuesto ese fin de semana, pero es que en Febrero habrá otro en Madrid, que sé que aún será mejor), toca despedirme de mis padres Isabel y Pascual, últimas palabras “nos vemos en un rato family, disfrutaré por tres”.

Aún no era consciente de lo que se venía encima… “Que mañana te vas a Panama un mes, y no sabes ni donde dormirás la primera noche”, me repetía. Gracias a Rafa que hice noche en su casa (Valencia), para el día siguiente a las 8:00 llevarme al aeropuerto y empezar la aventura.

Despegamos con 25′ de retraso hacia Madrid, y a mi lado se sentó un grandullón, del estilo Pascual Millán. Empezamos a hablar y en 10 minutos aterrizamos, o al menos a mí me lo pareció ya que Carlo me contó que se dirigía a una regata en Sidney, en la que competía. Un italiano imponente pero simpático, ya conoce el proyecto TIE y seguro lo podréis conocer en próximas ediciones.
Corriendo de la T4 a la T4 satélite, llegué en los últimos minutos de embarque, y no pude coincidir con los Porteiro, que embarcaban justo en la puerta de al lado, rumbo a una fecha determinante para Santi (os deseo lo mejor pareja, nos vemos próximamente por España)

Sentado, y bien sentado. Me tocó ventanilla y además salida de emergencia, super cómodo y con doble de espacio. De los 3,5km que calculó el teléfono que corrí de un avión a otro, necesitaba agua, fui varias veces al final del avión para rellenar mi botella, “el del agua” pero me dice ‘coleguilla’ de las azafatas y me dieron varios paquetes de galletas extra, cuando volví a mi asiento lo compartí con mi vecino. Un hombre de negocios de Madrid que viaja a Panamá por trabajo, estuvimos hablando un buen rato (casi 11h de vuelo). Venían a buscarlo y se ofreció a llevarme al centro.

Esperando y esperando… Y no llegó. Yo corrí más que mi maleta en el aeropuerto de Barajas. Más de las 7pm hora local (1 am España) sin maleta, sin hotel y con lo puesto.

Joaquín tuvo la gran amabilidad esperarme y ayudarme con la reclamación… “Vale Sr… ¿Y la dirección de su hotel cuál es para enviarle la maleta cuando llegué?”…  Menos mal que le lleve las galletas a Joaquín, gracias a conocerle, dimos la dirección de su hotel y sus datos de contacto para avisarle cuando llegara. Salimos del aeropuerto y su chófer de confianza nos llevó a su hotel.

Hostel Siriri, una vez en su hotel, con conexión Wifi e invitándome a una cerveza (porque soy tan feliz que ni cambie dólares en España, así que tampoco tenía dinero) busque en Booking lugar para dormir. Por cercanía, precio y valoraciones reservé en el Hostel Siriri, cómo era ya tarde (9 pm hora local), no podía ir a cambiar, y Joaquín me prestó 20$ por si no aceptaban tarjeta.  Me despedí, dándole otra vez las gracias por tu desinteresada ayuda, no sé como de ‘divertido’ hubiera sido este inicio de aventura sin él. Recuerda, llévale galletas a tu vecino “Quién da, recibe”. Máxima que se volvió a cumplir.
Aunque según el google maps el hotel estaba a menos de un km, como no conocía nada, tomé un taxi, en menos de 5′ estaba en el hostel, el taxista no tenía cambio de 20$ y cómo le había explicado porque no llevaba equipaje no me quiso cobrar. Me recibió, Enrique Camilo, un chico de mi edad, de Venezuela muy amable que me dijo que tenía el desayuno incluido y que además hoy, los dueños estaban haciendo una barbacoa para todos los huéspedes. Me uní a la fiesta directamente, comprenderéis que no tenía mucho equipaje que ordenar..

Martes 15 de Diciembre, 6am ya no puedo dormir y a la primera persona que escribí fue Iliana para explicarle lo sucedido y pedirle asesoramiento, gracias Iliana por ayudarme, nos vemos en Praga en unos meses. Luego avisé en casa que había llegado bien.

En el desayuno conocí a un gallego, Alberto Paz, que al terminar me acompañó a la oficina de Iberia en Panama City y de allí a cambiar euros por dólares. Luego fuimos a la Av. España a comprar ropa, ya que seguía sin tener noticias de mis Unno y mis polos H24, y directo al hostel, la mejor ducha que recuerdo y me puse mi nuevo modelito panameño.
Comiendo conocí a Romain, un chico de Burdeus de mi edad que estaba dando la vuelta al mundo en 12 meses, vaya historias… Además me habló de una aplicación para ubicarte, se llama maps.me y descargas el mapa de los países que te quieres y te calcula itinerarios, hasta aquí nada nuevo, pero lo más interesante es que lo hace con el modo avión activado. ¡App fundamental para moverse en el extranjero!

Esa misma tarde fui a dar una vuelta hasta el centro comercial más grande de la ciudad, el Multiplaza. Saliendo de la tienda de Nike (necesitaba unas zapas y Iberia las iba a pagar) vi a un chico con una coctelera de Herbalife y lo abordé. Estuvimos hablando un buen rato, intercambiamos teléfonos, y me dio un par de consejos para moverme. Resultó ser un eq. GET de Venezuela, Osmani Rodriguez.

Por la noche estuve haciendo una partida de póquer, 5 jugadores, 5 nacionalidades diferentes. Y claro, soy español, ¿A qué quieres que te gane? Jejeje Me salieron gratis las cervezas.

En la mañana siguiente coincidí en el desayuno con Carolina, una mujer venezolana de unos 40 y algo, que acababa de llegar al país. Alberto propuso ir a pasear por la cinta costera y enseñarnos un par de sitios bonitos de ver, así que nos fuimos los tres.

Cuando ya llevábamos dos horas de camino, pasamos por delante de un Super 99 (cadena estilo Consum). Decidimos entrar para comprar comida, y Carolina, sacó su teléfono y empezó a hacer fotos a los baldes, las neveras, la carnicería… Luego me explicó la situación en Venezuela, que no hay comida en los supermercados, ni lo más básico es fácil de conseguir. Sus palabras me hicieron reflexionar acerca de lo afortunados que somos, porque damos por hecho que en los supermercados sus recursos son ilimitados, ¿te imaginas vivir en esas condiciones? Agradezco a la vida nacer donde he nacido (una vez más).

Después de comer pensé en ir a comprar un par de cosas que me hacían falta (aún no tenía noticias de mi maleta). Caminé hasta el Multiplaza, un centro comercial al más puro estilo europeo, y una vez hecha la compra, me senté a tomar algo y en la mesa de delante estaba sentado un chico al que casualmente la camarera, a la hora de pagar, le estaba devolviendo mi tarjeta de crédito a él. Yo en ese momento estaba hablando con Pilar Chavarrias, cuando empecé a hablar con él.

Frank Ortega, abogado, resultó ser una de las personas que más me enseñó en Panamá. En ese momento sólo conversamos un rato, intercambiamos teléfono y yo continué mi viaje hacia el oeste del país, dirección Costa Rica.

Una vez llegué a la habitación, pude conectarme al wifi y por fin tenía noticias de Joaquin! Ya tenía mi maleta, así que quedamos a última hora de la tarde en vernos. Recuperé mi maleta, pagué mi deuda y le agradecí otra vez su gran ayuda. ¡GRACIAS JOAQUIN!

Ya con mis deportivas recién llegadas, pude estrenarme corriendo un poco por la cinta costera, aunque a las 8am ya habían casi 30º y una humedad superior al 80%. *Sugerencia: la hora para practicar deporte, a las seis de la mañana o después de las seis la tarde.

Me puse al día en el transporte público, moverse en la ciudad de Panamá es sencillo y económico. Por ejemplo, si quieres ir al aeropuerto internacional de Tocumen, un taxi te cobra entre 25 – 30$, pero si sales del aeropuerto y caminas unos 400 metros puedes  pillar un bus, si va directo por el corredor sur (autopista), te sale 1.25$ (30′ sin mucho tráfico) y si pillas el que va parando en los pueblos, pagas sólo 0,25$ (60′ en adelante).

Eso sí, están los autobuses ‘oficiales’, en los que necesitas la tarjeta de METROBUS, y los ‘no oficiales’, también llamados diablos rojos, que sólo necesitas efectivo. Para la tarjeta, pagas 2$ y la puedes recargar en las terminales de metro, y casi todos los supermercados.

Aunque para moverme por el centro de la capital, la mejor opción es el metro (tarjeta METROBUS) y cada viaje son 0,35$. Recorre de norte a sur la ciudad, desde Albrook a San Miguelito. *Sugerencia: evita ir hasta el final en dirección San Miguelito, Pan de azúcar y Los Andes, es la parte menos segura, aunque yo lo pude conocer gracias a Frank
Sabiendo ya cómo moverme, mi visita continuó por el casco antiguo, centro financiero y como no… El Canal de Panamá, la parte de las esclusas de Miraflores. ¡Es increíble lo que hemos sido capaces de hacer! En este tipo de obras te das cuenta.
El destino, o llámalo X, quiso que coincidiera en la ciudad con Jorge Vargas el día de su cumpleaños, a él lo conocí en un hostel de una playa remota, en mi viaje por tierras colombianas y pudimos compartir una cerveza en el Hard Rock Café de Panamá.
El viaje continuó con autobús hasta Bocas del Toro, un conjunto de islas en la parte atlántica y cercanas a Costa Rica. Después de tres días allí, perdiéndome en la naturaleza donde podías encontrarte tortugas, monos y cangrejos por todas partes seguí hasta Sixaola, frontera con Costa Rica. Eso sí, en Bocas la parada obligatoria es el tour de Cayo Zapatilla.
Una vez en Costa Rica, Limón fue la primera parada y de allí a San José, donde pude encontrarme con el hermano de mi amigo Miki Boleda y seguir sus consejos para moverme por allí.

El volcán Poas, el Irazú, el Arenal, ciudades como Alajuela con los destinos más interesantes aunque las excursiones tienen unos precios desorbitados. *Sugerencia: alquilar un coche todoterreno, es la forma más rápida y barata de morverse por Costa Rica.
Después de tres días en la capital, tocaban tres días en la montaña, en la reserva nacional de Monteverde. Una gozada, pero igual que en San José, las actividades, tours o excursiones que ofrecían eran muy costosos. Ej: Lanzarse en tirolinas 60$; pero incongruencia porque conocí a John Keny, me que cortó el pelo por menos de 3$ en su peluquería. No se imaginaba los precios habituales que tenemos es España, pero yo también le hice saber que yo no imaginaba pagar más de 4$ por una garrafa de agua de marca blanca.. A este tipo de incongruencias me refiero.

De la tranquilidad de la montaña, al paraíso de Manuel Antonio, sin duda el mejor sitio que visité. Las mejores playas en la parte pacífica de todo el viaje que pude conocer.
El viaje por Costa Rica fue todo con autobús, o también llamados, hornos con ruedas. No tienen aire acondicionado y la forma para que circule el aire es dejar la puerta abierta, a 90km/h y con las puertas abiertas, de esa forma verás los buses por la carreteras ticas. Donde para recorrer 300km necesitarás 7 horas, un buen palmito y estar atento a la carretera para evitar marearte.

La vuelta a Panamá fue por la parte pacífica, por la provincia de Chirriqui, donde se encuentra David, una de las ciudades más importantes de Panamá de la parte oeste.
Y en mi última semana planeaba conocer Colón, la parte atlántica del canal y la esclusa de Gatun y San Blas, archipiélago de más de 350 islas bajo gobierno indígena.
Al llegar de vuelta a Panamá, felicité el año a la gente que conocí antes de irme hacia Costa Rica. Y esa misma tarde de domingo, me encontré con Frank, me mostró las diferentes zonas de la ciudad, pedimos ‘raspao’ y fuimos hasta el Causeway a disfrutar de un buen ceviche, acompañado de una Balboa fresquita viendo la puesta del sol desde la zona del puerto marítimo, de postal. Son esos “momentos” los que uno acumula que recuerda el resto de su vida.

El día siguiente me despedí de mi amiga Kate, socia rusa que conocí en la Extravaganza de Barcelona, que se apuntó a la aventura y con la que compartí grandes momentos y aprendizajes tanto de negocio, cultura y también mucho english!

A la vuelta quedé a cenar con Osmani, que celebraba el cumpleaños de su hermana en un restaurante mexicano. Estuve a punto de no ir, pero en esa cena de apenas 12 personas pude conocer a cuatro generaciones de la familia de Osmani, y a Jean Paul. Estado a mi izquierda empezamos a hablar de los sitios que había visitado y los lugares que planeaba visitar en mis últimos 10 días aquí.

Después de probar una salsa, salida del infierno, porque nunca he probado algo tan picante, salió la palabra: San Blas.

Detalles, pequeños detalles son los que marcan el rumbo de tu vida. Si no hubieran extraviado mi maleta, no hubiera conocido a Osmani, y si no hubiera ido a la cena no hubiera conocido a Jean Paul, persona con las que pasaría los siguientes 7 días, ahora ya amigo para toda la vida.

-“Ahora mi intención es visitar Colón, y San Blas”:

– “Yo estoy de vacaciones, si quieres vamos, que además conozco al dueño de una de las islas”

Y nos fuimos, así de fácil.

Pero antes de ir a las islas paradisíacas de Isla Iguana (San Blas), fuimos un día a conocer Colón. Visitamos el fuerte de San Lorenzo, las esclusas de Gatún, Colón, y también Gamboa. Disfrutamos de la gastronomía autóctona, comimos Tortuga, Cocodrilo, plantinta (‘pastissets’ de plátano) y Icinglass (batido hecho con algas). Además, de camino a Gamboa, un gran búho estaba en mitad de la calzada, paramos y junto a otros vehículos que venía detrás intentamos ponerlo a salvo, parecía herido y pusimos a resguardo hasta que vino la protectora del parque. Tuvimos la suerte de poder acompañarlos hasta sus instalaciones, conocer su labor y el resto de animales que estaban dando cobijo, como varios osos perezosos.

3:45 am, ese es el precio que hay que pagar para llegar a San Blas y aprovechar el día de principio a fin. Llevamos provisiones, crema solar para tres, agua para cuatro, y cervezas para cinco.

En la foto seguro que eres capaz de diferenciar la foto de la isla Iguana, en San Blas. Esa que te ha producido más envidia… Esa es! Jejeje Si vas a Panamá, tienes que ir a conocerlo! *Sugerencia: minimo 2 noches, máximo 4. O más días si eres capaz de ducharte con agua salidita, renunciar a las comodidades del mundo civilizado, y comer arroz con pescado o langosta de continuo.

Gracias al trabajo de Jean Paul, conocía las islas, como moverse y a quién preguntar. Que  importante es tener ‘amigos’ en todos los sitios, porque los Kuna (nombre de los indígenas) nos trataron genial a un precio muy inferior al habitual.

En la isla que estuvimos nosotros, una de las 40 habitadas, de un total de 365, tenía sólo 6 cabañas, y dar la vuelta a la isla te costaba menos de 4 minutos. Con agua transparente, arena de coral y medio centenar de palmeras con cocos, esa era nuestra isla. Tuvimos la suerte de compartir mesa con una pareja de españoles que estaban también de visitar por Panamá, con Rosario y Javi compartimos buenos momentos, además de langosta y recetas caseras como mejillones en escabeche encima de papas, que reconozco que no está nada mal la combinación.

Eso sí, para llegar a las islas espero que te gusten las montañas rusas, porque el trayecto en 4X4 cruzando la cordillera hasta la costa es bastante ‘divertido’.
A la vuelta de San Blas, mi color era venezolano, porque la mayoría ya pensaba que era de allí, aunque cuando abres la boca, el acento te delata y ya saben que eres español. Eso justo me paso cuando nos estábamos haciendo una foto con Roberto ‘manos de piedra’ Duran. Coincidimos con él en el Chorrillo, comiendo corvina con patacones y marisco.
Ya empezando nueva semana, el lunes siguiente fui al almacén de Herbalife en Panamá para no quedarme sin mi desayuno y conocí a Caterina Garrido. Me invitó a pasar por su club, y así conocí al resto de compañeros: Ricardo, Aldemar, Alderson, Mari y Luis mientras desayunamos juntos una de las últimas mañanas.

Como no sé estar callado, les propuse un reto, conseguir el máximo de personas para que conocieran el club. Así que el día siguiente me levanté a las 5am, para conocer su rutina de invitaciones de 6am a 10am que ellos hacen. (Creo que me gusta más eso de empezar a las 10am).

Fue una mañana divertida. Cuando a veces escuchas historias de socios latinos, piensas (o al menos yo me imaginaba) que aquí la gente es más amable o están más dispuestos a escuchar. Nada más lejos de la realidad, creo que fue más ‘duro’ que en mi zona, pero aun así conseguimos que varias personas subieran a conocer el club y desayunar con nosotros. Gracias por tratarme tan bien chicos, ese club está condenado al éxito.
Estando allí, se acercó a una chica que tenía su negocio contiguo al club, nos presentaron porque sabían que ella era española, me dijo que te Zaragoza, y al decirle que yo era de Alcossebre, se quedó pasmada. Me contó el novio de su prima era de allí, que había estado estas Navidades con él, me enseñó una foto y resulta que era…(El hijo de Boira)
Los últimos días también tuve la oportunidad de comer (o almorzar, como allí dicen) con Frank, quedamos a las 12:30 y cuando nos dimos cuenta estaba anocheciendo. Y es que es increíble cuando ‘conectas’ con una persona y puedes hablar por horas y horas sin parar. Ese día, nos hicimos amigos para siempre. Gracias Frank por tu generosidad.
El último día me pude despedir de Jean Paul con una sesión de running por la cinta costera, de Osmani en el almacén y con Ricardo y Aldhemar que me llevaron al aeropuerto después de llenar mi maleta de barritas de coco, aloe sabor mandarina y batido de crema de naranja.
Es realmente emocionante mirar atrás y ver todo lo que puede ocurrir en un mes, a cuanta gente puedes afectar, y la importancia que tomarse con filosofía todo lo que te ocurre. Que mi maleta se retrasase fue un hecho aparentemente negativo, pero como aprendí que no es lo que te ocurre, si no lo que haces al respecto… De no haber sido así, no hubiera conocido a las personas que más han marcado mi aventura en Panamá y Costa Rica, y con las que sé que voy a seguir compartiendo momentos.

Viajar sólo es una aventura que te deseo que vivas, no tienes más remedio que salir continuamente de la zona de confort, y justo ahí, fuera de esa zona, es donde me han pasado todas estas cosas maravillosas.

Y con éstos, ya son 22 los países que conozco, gracias a que mis padres me mostraron la riqueza de viajar desde muy pequeño, y luego animarme a seguir conociendo mundo. Ahora a pensar en el próximo destino, ¡Se aceptan ideas!

IMG-20160114-WA0005-min


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s