¿QUÉ SON LAS HIJRA?

Se conoce a las hijra como a las personas que han nacido con el llamado tercer sexo, es decir un sexo intermedio entre masculino y femenino. Suelen ser hombres o intersexuales que se visten de mujer y se sienten como tal, aunque en algunas ocasiones también son mujeres. Muchas de las hijra optan por cortar sus genitales, una práctica que durante años se llevaba a cabo con un cuchillo y sin anestesia lo cual llevaba a la muerte a muchas de ellas. A pesar de que desde 1860 esta práctica fue  prohibida algunas clínicas lo siguen llevan a cabo. Además de cortar sus genitales las hijra realizan un último rito, derramar leche en un arroyo lo que simboliza la perdida de su fertilidad. 

Las familias en las que nace una hijra, se dice, no son afortunadas y estas personas sólo vivirán una parte de su vida junto a ellos ya que cuando crezcan deberán abandonar su hogar y vivir junto a otras hijra. Las hijra tienen un aspecto bastante masculino y van vestidas con saree al igual que las mujeres indias. Estas personas no suelen trabajar sino que viven de las donaciones de la gente o de la prostitución. Cuando las hijra aparecen tocan las palmas y la gente de su alrededor comienza  a darles limosna, como sucede habitualmente en los trayectos de tren. La verdad es que suelen ser un poco agresivas y utilizan técnicas un tanto peculiares para que la gente, en mayor parte se acercan a los hombres, les den dinero. Como por ejemplo subir la pierna en el asiento del tren junto a un hombre y comenzar a subirse la falda insinuándose hasta que el hombre no tiene más remedio que darle dinero a no ser que quiera que se suba la falda hasta el punto de enseñarle el miembro. Aunque habitualmente las hijra renuncian a la actividad sexual muchas de ellas tienen que ejercer la prostitución que lo consideran simplemente como un trabajo y no como una actividad sexual como tal.

Algunos hinduistas, en mayor parte los supersticiosos creen, que las hijra al no tener la facultad de poder tener hijos/as tienen poderes para bendecir o maldecir a los recién nacidos. Es por eso que muchas familias las invitan a los nacimientos para que estas bendigan y liberen del mal de ojo al neonato. Se dice que si no reciben la cantidad de limosna que ellas consideran oportuna pueden llegar a maldecir al bebé.

Fotografía extraída de: https://www.google.co.in/search

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s