NADIE ME DIJO QUE..

Cuando le preguntaba a la gente cómo era el marcharse a otro país a comenzar desde cero una nueva vida las opiniones eran de todo tipo, desde la mejor experiencia que te podías llevar hasta que era terrible y mejor quedarse en casa cerca de los tuyos, pero hasta que no se vive en primera persona las cosas muchas veces no se pueden entender completamente.

Nadie me dijo que, el marcharte a otro país suponía levantarte cada día de la cama con una página en blanco que completar en la que cualquier cosa podría suceder, no haría falta catalogarla de experiencia positiva o negativa simplemente experiencia que te ayudaría de cualquier modo.

Nadie me dijo que, cuando te caes, la caída es desde muy muy alto, mucho más de lo que podría haberme imaginado, pero eso sí! Cuando consigues levantarte el ascenso es todavía más alto y el sentimiento de superación hace que olvides cualquier obstáculo pasado.

Nadie me dijo que, mi pareja, con quien vine a vivir esta experiencia se convertiría en mi más fiel aliado, en quien me apoyaría tanto en lo bueno como en lo malo y en quien vería reflejado todas las ilusiones por lograr cumplir todos nuestros sueños. De este modo todas las alegrías y las penas se multiplicarían por dos. Haciendo así que cada día fuese todavía más intenso.

Nadie me dijo que, mi mente se expandiría tan rápidamente y que me volvería una persona muchísimo más respetuosa y abierta a nuevas culturas y religiones, incluso algunas que desconocía por completo y me sorprenderían muy gratamente, así comprendí lo que tantas veces había escuchado, y es que viajar te ayuda a eliminar aquellas barreras qué muchas veces los medios de comunicación crean y nos llevan a temer ciertas culturas o religiones.

Nadie me dijo que, empezaría a valorar cualquier pequeño detalle, una foto de mi sobrina sería lo que me sacaría una sonrisa para el resto del día, un rayo de sol me haría pararme unos momentos allí donde estuviese sólo para admirar lo que el día me estaba deparando, una visita sorpresa por mi cumpleaños sería como sentirme más cerca de los míos en un momento tan especial, llegar a casa y poder tomarme una cerveza con mi chico sería algo que yo llamo “pequeños placeres de la vida” y algo que por supuesto siempre valoro es la oportunidad que tengo en estos momentos y sobretodo de poder disfrutarla con salud.

Nadie me dijo que, habría momentos en los que me preguntaría, ¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué no puedo dejar de llorar? ¿Por qué me sucede esto?, y es que habrán instantes en lo que ni tu mismo/a confíes en ti, pero deberás recordar quien eras antes de caer en lo fácil que es lamentarse y sacar fuerzas de donde sea para mirar hacia delante y saber qué eres mucho más fuerte de lo que jamás lo habías sido.

Al igual que nadie me dijo que, habría momentos que no querría salir de debajo de la sabana tampoco me habían dicho que cuando encontrase un trabajo en el que me sintiese feliz, con compañeros/as agradables y un buen ambiente de trabajo, sentiría una alegría tan grande por pensar que, yo solita me lo había propuesto y había conseguido un puesto de empleo en otro país!!!

Siempre supe que el amor de una madre por un hijo/a es algo inigualable pero el amor de los hijos/as por las madres o padres tampoco es menos… Nadie me dijo que al igual que ellos sufren por verte marchar, cuando consigues llevar a cabo tus sueños y lograr aquello que te propusiste generas una alegría en ellos indescriptible.

Nadie me dijo que, una vez empezase el viaje mis alas se abrirían tanto que desearía poder conocer el mundo y descubrir todo lo que se nos ofrece.

Nadie me dijo que, cuando antes el miedo llegaba a mi mente y a veces se apoderaba de mis sueños estos se rendían al tan malévolo criminal que es este, pero desde ahora mis sueños han tomado tanta fuerza que ya el miedo no se atreve ni a acercase a mirar tras la cortina.

Nadie me dijo que, me convertiría en una de esas personas a las que yo tanto admiraba, una de esas personas que no se rinde por mucho que le digan que “estás loca”, sino una persona que sabe lo que quiere y pone los pies firmes para luchar por ello.

Aunque nunca fui una persona muy materialista, nadie me dijo que aprendería a vivir con aquello que tengo sin necesidad de tener más de la cuenta y es que poco a poco te das cuenta de que la felicidad no está en las cosas materiales ya que las mejores cosas de la vida “no son cosas”.

Nadie me dijo que cada día conseguiría aceptarme un poco más con mis más y con mis menos, pero en definitiva aceptarme tal y como soy.

Pero lo más importante es que nadie me dijo que podría y debería vivir una nueva experiencia eliminando los apegos que muchas veces nos atan, y no es que yo quiera romper los lazos con mis familiares y amigos/as, mi ciudad, mis costumbres, mis raíces..  por supuesto que no, sólo que hay que aprender a darle un poco más de cuerda a esos lazos.

def-min


Si te ha gustado el post y quieres seguir de cerca las futuras publicaciones, puedes hacerlo a través de la página de Facebook, con un click en “Me gusta” en el siguiente enlace.

https://www.facebook.com/Buscando-el-Meridiano-248798308627869/?ref=hl

Deja Huella! si has pasado por el blog, y quieres déjanos un comentario con tu opinión al respecto de este tema!

Un saludo!


OTROS POST RELACIONADOS: 

TENGO ALGO QUE CONFESARTE

confesarte-min

Este viaje no comenzó al llegar a Edimburgo. Este viaje comenzó cuando en mi mente apareció la idea de comenzar una nueva vida en la que yo tomase las riendas de esta y nada ni nadie me dijese de qué modo continuar mi historia. Seguir leyendo.

UNA CARTA PARA MI

CARTA PARA MI-min

Sé que a veces lo pasas mal, que piensas que has tomado una decisión equivocada, que las cosas no te salen como a ti te gustarían o como tu habías imaginado que debían ser, pero quiero decirte que no tienes el poder de controlar todo lo que ocurre en tu vida, sí, de seguir los pasos que creas que te llevarán por mejores caminos pero por mucho que quieras no podrás hacer que las cosas sucedan siempre tal  y como tú quieres, de hecho tengo que contarte algo. Seguir leyendo.

CUANDO ME ENAMORÉ DE TI Y SUPE QUE NO DURARÍA PARA SIEMPRE

adiosMi querida Edimburgo, llevaba tiempo queriendo decir lo que siento por ti y hoy encontré el momento perfecto.

Nuestra relación empezó hace ya unos meses, cuando un 7 de Enero decidí venir por fin a conocerte en persona tras haber oído maravillas sobre ti, que eras preciosa, acogedora, que cualquiera se enamoraría de tu belleza.. aunque yo siempre tan escéptica pensé que todo eso era demasiado vanidoso, aun así quise saber qué se sentía estando cerca de ti. Seguir leyendo. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s